Declararon la emergencia en la empresa pública Aguas Santafesinas

Se trata de la sexta emergencia otorgada al Gobierno del radical Pullaro. La mayoría que tiene en la Cámara de Diputados se impuso aunque la cantidad de votos negativos fue potente. Durante un año el Ejecutivo podrá apuntalar los trabajos de la empresa y, por ejemplo, fija la obligación de pagar las deudas contraídas y ya existentes. El Gobierno provincial busca sanear el déficit y restructurar la compañía.

0
29

En la sesión ordinaria de este jueves, el oficialismo de Unidos para Cambiar Santa Fe logró aprobar la emergencia en la Empresa provincial Aguas Santafesinas. Lo hizo con números propios ya que no tuvo el apoyo de los bloques aliados o la oposición: 28 votos positivos contra 18 negativos.

La herramienta legislativa tomó fuerza de ley cuando los santafesinos están recibiendo de lleno el impacto del tarifazo que ha llegado a triplicar los precios de un mes a otro. La emergencia declarada durante un año y con posibilidad de ser prorrogada por el mismo plazo, le permite al Ejecutivo alterar el régimen tarifario del servicio e aguas y cloacas. El director de ASSA, Darío Boscarol, señaló que propondrán proponer «un nuevo régimen que permita cobrar mejor de acuerdo al consumo, al uso (si es industrial o domiciliario) y de acuerdo a la situación económica de los usuarios”.

Es decir, se calculará de otra forma el precio a pagar cada mes pero el resto del proceso de incremento continuará inmutable según el funcionario. “Si queremos aumentar la tarifa tenemos que solicitarlo, el ente regulador lo estudia, llamar a audiencia pública y el ministerio debe aprobarlo», le comentó a Letra P.

En la mirada de la Casa Gris está el rol del Enress, entidad creada en los 90 en medio de la privatización de la empresa. “Fue creado para controlar una empresa privada y hoy sigue siendo una sociedad anónima pero las acciones son del Estado provincial”, sostuvo Boscarol. Como lo detalló el periodista Agustín Vissio, el Gobierno de Pullaro aspira a que en 2024 la recaudación tarifaria de la empresa cubra el 100 por ciento de su funcionamiento y que el Estado no tenga que destinar recursos para gastos corrientes. Es decir, que la escalada de cifras en las boletas continuará hasta el mes de octubre, siendo esa suba «la última del año» de acuerdo a Boscarol.

La emergencia aprobada este jueves es el primer paso a la refundación de la empresa cuya constitución actual es la de una sociedad anónima con el 51 por ciento de participación estatal. En la administración de UpCSF barajan varias posibilidades para el renacer de ASSA y todas prevén la participación del Estado. «La privatización en principio no está entre las variables posibles”, esgrimió Boscarol.