CFK en Plaza de Mayo: «Este Gobierno es infinitamente mejor de lo que hubiera sido otro de Macri»

La vicepresidenta encabezó el acto por el 25 de mayo y en las gradas a sus espaldas estuvo buena parte de la plana mayor de Gobierno. En su discurso pidió por la distribución de las riquezas, la supuesta proscripción a su figura por parte del Poder Judicial y eligió polemizar con el ex presidente Macri. Habló de sus diferencias con el Presidente Fernández aunque no evaluó su gestión, atravesada por inflación, crisis económica y altos niveles de pobreza. Los anuncios de candidaturas, otra vez, no ocurrieron. Varios presidenciables sobre el escenario.

0
4

En una Plaza de Mayo rebosante de militancia, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el tradicional acto por el 25 de Mayo que en esta oportunidad tuvo un significado especial para el núcleo kirchnerista: Se cumple 20 años de la asunción presidencial de Néstor Kirchner. Detrás del estrado desde el que habló pudo verse a gran parte del Gabinete presidencial, además de figuras históricas del sector. Quien no estuvo presente fue el Presidente Alberto Fernández.

Los dirigentes que estaban más cerca de la mandataria eran Axel Kicillof, Andrés Larroque, Máximo Kirchner, Wado de Pedro y el ministro plenipotenciado de Economía, Sergio Tomás Massa. Un poco más alejado en el escenario se pudo ver al precandidato a Presidente, Juan Grabois. La militancia esperaba definiciones electorales concretas, más precisamente, el anuncio de que CFK sería candidata pero nada de esto se dio. No obstante, la vicepresidenta mencionó de la «renovación generacional» dentro del kirchnerismo lo que, a falta de designaciones, se leyó como una pista de que habrá un delfín para las elecciones de octubre.

En el contexto de la fecha, Cristina recordó que Néstor Kirchner pagó la deuda con el Fondo Monetario Internacional y dio paso a las críticas a la gestión de Mauricio Macri. «Argentina fue el país en el mundo que más deuda en dólares tomó y cuando no se pudo pagar, otra vez el Fondo Monetario. Pero no eran los préstamos stand by mas o menos normales. Le dieron para que pudieran ganar las elecciones, un préstamos inédito, insólito de 57.000 millones de dólares», expresó.

Continuando con las comparaciones, expuso que la administración actual «con errores y desaciertos es infinitamente que lo que hubiera sido un nuevo Gobierno de Mauricio Macri».

Los dardos también fueron para la Corte Suprema de Justicia y pidió «repensar el armado institucional» y «renovar el pacto democrático». Como viene haciendo en sus apariciones mediática, CFK hizo alusión al intento de magnicidio en su contra ocurrido en septiembre pasado: «¿Por qué creen que me odian, me persiguen y me proscriben? Porque nunca fui de ellos ni lo voy a hacer, hagan lo que hagan, me quieran matar o meter presa, nunca voy a ser de ellos. Yo soy del pueblo y de ahí no me muevo«.

En otro orden, propuso una dirección para el modelo de producción tomando como referencia a las economías mundiales que más han crecido en los últimos 20 años. «Lejos están de la doctrina que nos quieren imponer acá que lo privado y el mercado todo lo resuelven. Al contrario, son modelos de acumulación acordados entre el sector público y el privado en las actividades que más retorno provocan. Con mayor incorporación de tecnología, de valor agregado y trabajo calificado. Esta es la discusión que están esperando millones de argentinos y no las boludeces que se dicen todos los días en los medios de comunicación«, sostuvo.

Sobre uno de los problemas más acuciantes de la ciudadanía, el costo de vida, y de los alimentos, la vicepresidenta espetó: «Para distribuir el ingreso muchas veces hay que ponerle carita fea a los que tienen mucho. Y no se trata de confrontar». Momentos antes, vale aclarar, había mencionado la advertencia que dio durante otro acto el 20 de diciembre de 2022 en La Plata: «Va a haber crecimiento, pero ojo, cuiden los precios de la economía porque sino el crecimiento se lo van a llevar 4 vivos’. Y pasó, se lo están llevando 4 vivos. Y crecimos».