Rosario: Volvieron a balear una escuela pero esta vez a metros de la guardia de Infantería

Se trata de un establecimiento educativo que fue atacado el pasado 10 de abril y en donde dejaron una nota con amenazas. La metodología se repitió a pesar de la presencia policial dispuesta desde el primer atentado y del crimen de Máximo Jerez. Para la Casa Gris "existe una organización" detrás de estos hechos y que la nueva balacera es una "afrenta al Estado".

0
6

En la noche de este martes, desconocidos abrieron fuego contra la Escuela Rosa Ziperovich ubicada cerca del barrio Empalme Graneros de la ciudad de Rosario. Ya había ocurrido lo mismo el pasado 10 de abril y semanas antes había tenido lugar la pueblada contra los clanes narcos del lugar por el asesinato del niño Máximo Jerez por lo que la zona tenía un refuerzo en la presencia policial.

Al momento del nuevo atentado, ocurrido cerca de las 23.15 horas, se encontraban en el lugar efectivos de Cuerpo Guardia Infantería (CGI) en el puesto fijo de la escuela en calle Sabin al 1100. Según relataron escucharon disparos por calle Juan B. Justo, a unos 40 metros de la primera intersección.

En una de las paredes de la institución se constataron 3 impactos de bala y se encontró una nota con amenazas cerca de una ventana.

Por su parte, el ministro de Gestión Pública de la Provincia, Marcos Corach, le comentó a LT9 que consideró que no se trata de acciones aisladas sino que tienen una organización previa. «El ataque al complejo Rosa Ziperovich es una afrenta al Estado. La escuela tenía custodia policial», espetó.

Para Corach se trata de una respuesta a las acciones que lleva a delante la gestión. «Cada vez toman más riesgos. Nos preguntamos para qué harían semejante cosa», señaló con sorpresa el funcionario cercano a Omar Perotti que semanas atrás aseguró que lo que están haciendo contra la violencia «no alcanza».

«Se puede especular sobre quiénes o quién pueden estar detrás de esto en un año electoral, no sabemos, si lo supiéramos lo estaríamos denunciando. No tenemos pruebas contundentes», especuló al final del reportaje.