Conflicto docente: «Tenemos una gran satisfacción porque casi todas las escuelas estuvieron abiertas»

Así abrió la conferencia de prensa el ministro de Gobierno de la Provincia para dar el informe oficial sobre la primera jornada de paro del sector público. Aseguró que la administración pública "funcionó con normalidad" y volvió a comparar la situación de los empleados públicos con la de los privados. "No todos pueden decir que al 31 de marzo les han ofrecido más de un 50 por ciento de aumento salarial", sostuvo. Desde Amsafé, por su parte, señalaron ante los medios que el 90 por ciento de las escuelas estuvo cerrado. El viernes habrá estadísticas oficiales con base en la presentación de declaraciones juradas de prestación de servicios. El titular de Educación habló de un "cambio en el sistema educativo" que empezó a darse desde esta fecha.

0
124

En la noche de este miércoles, los ministros Fabián Bastía, Pablo Olivares y José GoityGobierno, Educación y Economía, respectivamente- ofrecieron una conferencia de prensa en la que detallaron el informe oficial sobre la primera jornada de paro del sector público en la provincia.

«Es una jornada que termina en favor de los santafesinos»

Fabián Bastía, ministro de Gobierno

El primero en tomar la palabra fue Bastía quien manifestó preocupación «por la situación de cada uno de los santafesinos y, en este caso, de los trabajadores públicos, docentes, integrantes de las fuerzas de seguridad y de cada repartición del Estado». También aseguró que «el esfuerzo» de todos ellos es valorado en la gestión de Maximiliano Pullaro y por eso se ponen «los recursos sobre la mesa y no se esconde ninguno de los problemas» que Santa Fe afronta. «Debatimos, dialogamos, sinceramos y sin ninguna especulación los enfrentamos», sostuvo.

Pasando a lo central de la conferencia, el funcionario expresó «una gran satisfacción porque los santafesinos han comprendido el esfuerzo» del Gobierno». Es que, de acuerdo a la información que maneja la Casa Gris, «la inmensa mayoría de las escuelas estuvieron abiertas» y se aventuró a dar un porcentaje certero: «90 por ciento».

«Indica que ese compromiso está más allá de lo que nosotros manifestamos y la pretensión de que la educación sea un valor fundamental de nuestra provincia», se ufanó, al tiempo que aseveró que la administración pública se desempeñó «sin ninguna complicación y en completa normalidad».

En otro orden, Bastía volvió a comprar la situación de los trabajadores estatales y la de los privados. «No todos pueden decir que al 31 de marzo les han ofrecido más de un 50 por ciento de aumento salarial. No hay muchos santafesinos que estén en esas condiciones», expuso como lo había hecho el día lunes cuando comentó que el primer grupo «habla de incremento de salario» y en el segundo «se habla de conservar los puestos de trabajo».

Posteriormente, quien tomó el micrófono fue el ministro de Educación, Goity, quien acusó «un cambio de actitud y cuestiones que van en otro camino» en el ámbito del trabajo público. «Es auspicioso», calificó.

«Hubo docentes esperando a chicos que no llegaron. La desinformación y la costumbre son parte de esto»

José Goyti, ministro de Educación

Con otro semblante, remarcó que «no fue un día alegre para el sistema educativo» y le respondió al secretario general de Amsafé: «Mucho menos cuando hemos encontrado afirmaciones de que hubo un 90 por ciento de adhesión al paro. Esto no ha sido así«. A manera de fundamentar la versión oficial, el funcionario adelantó que el viernes habrá números certeros sobre la cantidad de docentes que se plegaron a la protesta.

En un pasaje de su alocución, Goity ya no pareció tener la seguridad de instantes previos y hasta fue a contramano de lo que su par de Gobierno había señalado. «La adhesión fue dispar», comentó, lo que, dista mucho de la contundencia de un «90 por ciento de escuelas abiertas».

No obstante, manifestó «tristeza» al ver que «se profundizó la brecha educativa» entre los alumnos del sector público y los del privado. Ademas, aseveró que «en algunas escuelas fueron los docentes y no estaban los chicos» por lo que pasó a hablarle a la población: «Queremos llamar a la reflexión. Cuando se decreta un paro las escuelas no están cerradas«.

Respecto de la declaración jurada por prestación de servicios, el ministro informó que «tan sólo hoy más del 25 por ciento de los docentes confirmaron que no se adhirieron al paro» y reiteró que «el viernes habrá una cifra fáctica y no especulativa». Es de recordar que dicho formulario apuntado a quienes no participan del plan de lucha por la mejora de los salarios puede completarse hasta el 10 de mayo inclusive.

«Vemos con optimismo que algo ha empezado a cambiar en el sistema educativo», cerró.

«Pullaro nos está ofreciendo una rebaja salarial. ¿eso no amerita hacer una medida de fuerza?»

Rodrigo Alonso, secretario General de Amsafé

Vale destacar que mientras se realizaba la jornada de lucha, Rodrigo Alonso, de Amsafé provincial aseguraba que este miércoles fue «una jornada con un nivel de adhesión contundente y una manifestación multitudinaria». En ese momento, la administración de Pullaro difundía que más del 50 por ciento de los trabajadores de la educación se habían abstenido de plegarse a la protesta. «Deberían ir a las escuelas y verán que están cerradas. El nivel de acatamiento al paro fue del 90 por ciento«, espetó el sindicalista.

«El Gobierno se equivocó porque la solución no es la amenaza, el conflicto nunca se va a solucionar con una declaración jurada, sino con una propuesta que vaya en línea con las necesidades de los docentes», agregó. «Que digan lo que quieran decir, las escuelas están cerradas y miles de compañeros hoy estuvimos marchando desde el Ministerio de Educación a Casa de Gobierno y luego hasta la Legislatura», sentenció.