Congreso: El peronismo santafesino busca repatriar fondos devenidos de la producción a las provincias

A través de dos proyectos ingresados en la Cámara de Diputados de la Nación, la seccional santafesina del Frente de Todos busca que Nación gire a su origen parte de las retenciones y de exportación de soja. En la última semana, en medio de la crisis por seguridad y el reclamo por más ayuda nacional trajo la discusión por los dineros que la provincia aporta a partir de su producción que no se condicen con la inversión que a ella retorna.

0
11

Este jueves, dos diputados justicialista de Santa Fe ingresaron proyectos para repatriar fondos de la producción a cada distrito del país. La primera fue presentada por el legislador Roberto Mirabella que integra la mesa chica del Gobernador Omar Perotti. La misma busca restituir a las provincias productoras el 50 por ciento de los recursos provenientes de la recaudación nacional por Derechos de Exportación de bienes de origen agrícola, de manera similar a lo que ocurre con las provincias exportadoras de hidrocarburos. El segundo proyecto fue presentado por el diputado Eduardo Toniolli de cercanía al jefe de Gabinete Presidencial, Agustín Rossi; y plantea que las provincias productoras de soja reciban el 10 por ciento de los recursos recaudados en concepto de derechos de exportación de soja y sus derivados. Asimismo, promueve la recuperación del Fondo Federal Solidario, derogado en 2018 por el Gobierno de Mauricio Macri.

 “Santa Fe es una de las tres provincias que más aporta por retenciones a las exportaciones, sin embargo, no recibe retribución por ese concepto”

Diputado Roberto Mirabella

El texto ingresado por Mirabella se plantea que “el Estado nacional transferirá a las provincias como compensación por la apropiación de su riqueza natural, el cincuenta por ciento (50%) del producido que se obtenga por recaudación de Derechos de Exportación de origen agrícola y sus derivados”. En resumen, señala que “la transferencia será proporcional a la participación de cada provincia en la producción de bienes de origen agrícola y sus derivados que estén sujetas a Derechos a la Exportación” y suma la cláusula obligatoria referente al destino de los recursos percibidos. “Irán al financiamiento de obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura estratégica del sector en caminos, electricidad, conectividad, obras hídricas, salud, vivienda y seguridad rural, como así también proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) y toda inversión que fortalezca la cadena de valor agrícola”. Un punto de contacto con el proyecto que ingresó el rosarino Toniolli.

A propósito, esa iniciativa persigue que regrese el ‘Fondo Sojero’ que rigió entre 2009 y 2018 actuando como «una valiosa y exitosa experiencia de descentralización de recursos fiscales». Según recordó el legislador, a través de ella se redistribuía de forma automática a provincias y municipios «el 30 por ciento de lo recaudado por las exportaciones de soja, y exigía un piso mínimo de coparticipación desde las provincias a sus municipios”. En su visión, el instrumento debe ser re editado y actualizado para cubrir las falencias que presentaba al momento de su abolición. “Permitió financiar obras que contribuyeron a la mejora de las infraestructuras provinciales”, agregó.

 “la iniciativa merece ser reeditada y actualizada abarcando aspectos que al diseño anterior le faltaban

Diputado Eduardo Toniolli

En efecto, desde su espacio pretenden agregarle a ese Fondo Federal Solidario «otro de carácter devolutivo, con una lógica similar a la que existe en materia de hidrocarburos. Hoy cada provincia petrolera recibe un 15 por ciento de regalías por la producción de petróleo y gas». Para esto Toniolli se apoya en la Constitución Nacional que otorga a las provincias el dominio originario de sus recursos naturales, y que esos recursos naturales, cuando no son renovables, «deben ser gravados en el presente para financiar alternativas de desarrollo productivo para cuando se agoten en el futuro”.

“¿Por qué entonces no otorgar a las provincias productoras de soja una alícuota parecida?», se preguntó el diputado justicialista. Por último, detalló que la segunda caja, denominada Fondo Federal Devolutivo, se conformaría con el 10 por ciento de lo obtenido por las retenciones a las exportaciones totales de soja y sus derivados, y se repartiría entre las provincias productoras a través de un coeficiente calculado en base a la producción promedio de soja de los últimos diez años.