El Gobierno nacional desreguló el mercado de la yerba mate y se esperan fuertes aumentos de precio

Con la llegada de abril entró en vigencia uno de los puntos del mega DNU presentado en diciembre pasado. El mismo le quita al Instituto Nacional de la Yerba Mate la facultad de negociar y fijar precios. Amén de esto, las cifras que se ven en las góndolas son entre 3 y 5 veces superiores a la sugerencia de dicho organismo. Más poder para las industria y menos ganancia para los productores.

0
226

A partir de este 1° de abril entra en vigencia uno de los puntos del Decreto 70/2023 impulsado por el Presidente Javier Milei y que prevé la desregulación de todos los mercados atenientes a la vida del ciudadano del país. Con esta medida el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) pierde la potestad de poder negociar y fijar precios bases para la comercialización de este producto, tradicional de la mesa y la cultura argentina.

Lo que hacía hasta esta jornada el mencionado organismo era establecer los precios de referencia en defensa de las cooperativas de productores frente a las grandes industrias. Durante la zafra o cosecha garantizaba a las cooperativas de productores un valor que cubriera sus gastos mínimos y les dejara un margen de ganancias. en efecto, el último valor fijado para el kilo de yerba cosechada fue de 370 pesos. La hoja es posteriormente llevada a los secaderos donde se la estaciona, se la deshidrata o canchea y se la pica para ser vendida a la industria a -de acuerdo a la última referencia- 1046 pesos el kilo. Las marcas la envasan, la distribuyen y la venden. Vale resaltar que para los consumidores que se acercan a las góndola el costo es entre 3 a 5 veces mayor.

En diálogo con Pagina12, el titular del INYM, Jonás Peterson, comentó los detalles del circuito de la yerba. “Cuando inicia la zafra gruesa los productores tenemos la necesidad de vender porque si no la hoja cae y se pierde. Entonces el poder de negociación del productor es muy bajo porque la industria sabe que tenemos que vender”, señaló remarcando la importancia del INYM. La tarea de la entidad oficial era negociar para que la industria no se aproveche de esa desventaja estratégica.

Asimismo, avizoró qué es lo que ocurrirá con esta desregulación llevada a cabo por el Gobierno nacional que, supuestamente, abre las puertas a producto extranjero para que haya competencia y el consumidor pueda acceder a mejores precios. No obstante, Peterson, advierte nunca haber visto que «los valores en las góndolas defiendan al consumidor cuando las condiciones les favorecen a la industria” y agregó: “Generalmente sigue pagando más el consumidor y ganando menos el productor.”

“Con esta desregulación, el productor siente mucho temor de volver a vivir en los ’90”, cuando el Gobierno de Carlos Saúl Menem eliminó la Comisión Reguladora de la Yerba Mate (CRYM) y el Mercado Consignatario Nacional de la Yerba Mate Canchada «que lo defendía” de los sectores más poderosos del mercado.