Industrial de la provincia prevén que el 2024 será un año «con mejores perspectivas»

Así lo sostuvo el presidente de Fisfe respecto del largo plazo de la producción local. No obstante, señaló que "en el corto plazo, la situación es difícil" ya que el sector está sintiendo el peso de las restricciones a las importaciones. Cómo ven al paquete de medidas que el ministro plenipotenciado de Economía anunció el fin de semana y que oficializaría este lunes a instancia del recod inflacionario de abril.

0
3

A pesar de la difícil coyuntura económica que atraviesa la Argentina en este temprano 2023, la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe) asegura que no está viendo «un horizonte cercano una crisis de empleo» durante el año próximo. Javier Martín, el presidente de la entidad productiva, sostuvo en un reportaje con LT9 que a largo plazo el escenario es diferente que en el futuro inmediato. Se refirió a los datos inflacionarios publicados la semana pasada y la batería de acciones anunciadas por el Gobierno nacional que se suma a las medidas restrictivas que ya funcionan.

«La industria viene atravesando una realidad difícil. Después de ocho trimestres consecutivos de crecimiento, desde el final del 2022 comenzamos a sentir el impacto de lo que es la restricción por la importación de insumos y después todo lo que fue la sequía. Todas las industrias que están directas o indirectamente vinculadas con el sector agropecuario han visto una caída importante en sus ventas y han visto también caídas importantes en la generación de materias primas”, expresó Martín en la mañana de este lunes.

A eso le sumó el régimen de importaciones que junto a la corrida cambiaria que llevó el dólar estadounidense a rozar los 500 pesos, el industrial recordó las trabas para hacerse de las divisas. “Está muy difícil la situación y fue fluctuando. El año pasado terminamos el año con un 60, 70 por ciento de aprobaciones. Tuvimos un comienzo de al año un poquito más prometedor. Pero el mes pasado y este mes están muy difíciles», describió.

En relación a las medidas que Sergio Massa podría oficializar durante esta jornada, Martín enumeró que las autorizaciones del Sistema de Importaciones de la República Argentina «demoran en aprobarse y en algunos casos uno tiene que ir a complementar el pago al proveedor del exterior y es difícil hacerse de los dólares. Entonces, la verdad que todo lo que es la importación está atravesando una situación muy complicada”.

Sobre el aumento de las tasas de interés, espetó que cualquier acción de ese tipo «es negativo» ya que «pedir préstamos a esas tasas hoy no es algo redituable, no es viable. Frente a esa situación las empresas piden lo estrictamente necesario y lo poco que se pide es difícil de encontrar”.

Con la mirada puesta en el año próximo -en el que habrá un nuevo Gobierno ocupando la Casa Rosada- Martín habló de bueno augurios. Rememoró que “en los últimos 3 años se crearon 14.000 empleos en el sector» lo que deja el nivel de actividad por encima del nivel del 2018. «A pesar de la pandemia, a pesar de las dificultades, la industria, no solo que no decidió despedir sino que incorporó personal. Si uno ve el panorama del cortísimo plazo, es una situación difícil. Pero en general los industriales están avizorando un año 2024 mejor, con mejores perspectivas. No estamos viendo en el horizonte cercano una crisis de empleo, es decir, una situación en donde se va a hacer producir subvenciones masivas o despidos masivos”, concluyó.