Los alimentos cuatriplicaron su precio del campo a la góndola

Así lo reveló un estudio hecho por la CAME que explica, en parte, el incremento en el precio que tiene comer. Las cifras indican que en el total del costo el productor tiene una participación del 23 por ciento.

0
11

Luego de conocerse la medición dela inflación del mes de abril, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) difundió el relevamiento que muestra el encarecimiento de los productos alimenticios de consumo diario desde que sale del campo hasta que llega a los comercios. El denominado Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), mostró que en abril último desde un punto de la cadena al otro los costos se multiplicaron 3,9 veces.

Las distorsiones más marcadas se dieron en el limón (16,9 veces), la cebolla (15), la naranja (10,1), la mandarina (6,9) y la zanahoria (6,7), fueron los 5 productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino.

En otras palabras, los ciudadanos pagaron 3,9 pesos por cada peso que recibió el productor agropecuario. “En promedio, la participación del productor explicó el 23% de los precios de venta final”, señala el informe que también destaca que “la mayor participación la tuvieron los productores de huevo (52,9 por cient), mientras que la menor fue para los de limón (5,9 por ciento)”.

En el rubro de los productos frutihortícolas y ganaderos la brecha parece ser mayor. En la categoría los precios se multiplicaron por 6,7 veces en abril, un 13 por ciento que en marzo, incremento impulsado, principalmente, por la lechuga, el pimiento y el tomate redondo. Acerca de la carne y subproductos, se conoció que el consumidor pagó 3 veces más de lo que recibió el productor.