La política salarial de 2023 se terminará de abonar en marzo

Así lo confimaron los ministros de Gobierno y de Economía de la Provincia en conferencia de prensa. Se trata del 22,4 por ciento que resta del 36,4 por ciento correspondiente a la cláusula de actualización de 2023. El Gobierno destacó el esfuerzo realizado en el contexto económico actual para cumplir con la política salarial del año pasado. En horas más, tendrán una reunión con los docentes en la que presentarán una propuesta de aumento con la mirada puesta en comenzar el ciclo lectivo en la fecha apuntada.

0
72

En la mañana de este lunes, los ministro de Economía y de Gobierno, Pablo Olivares y Fabián Bastía respectivamente, ofrecieron una conferencia de prensa para comunicar el pago de la cláusula gatillo concertada por los gremios y la anterior gestión provincial. El saldo a abonar a los trabajadores públicos es de un 36,4 por ciento, cifra que se desprende de los índices de inflación que marcaron a noviembre y diciembre y superaron ampliamente el incremento salarial que por paritaria se le asignaría al sector.

Tras abonar un 14 por ciento el pasado viernes, el Gobierno de UpCSF anunció que pagará el 22,4 por ciento restante con los haberes de febrero. “Estamos cumpliendo con la Paritaria 2023 que alcanza un 215 por ciento de aumento, siempre cumpliendo con nuestra palabra, que íbamos a hacerlo en base al aumento de ingresos de los recursos del Estado provincial”, expresó Bastía y recordó que en diciembre “los recursos aumentaron el 14 por ciento, diferencia que ya fue abonada mediante planilla complementaria”.

En tal sentido señaló que la recaudación de enero permitirá a la gestión radical «aumentar el 20,6 por ciento sobre lo adeudado y, haciendo un esfuerzo enorme, se completará ese 1,8 por ciento faltante». Con eso, el funcionario precisó que ese 22,4 por ciento se efectivizará “en planilla complementaria en el mes de marzo, correspondiente a la liquidación de febrero”. En la oportunidad, el titular de Gonier e Innovación Pública hizo referencia al contexto económico que embarga al país con base en las decisiones del Gobierno de Javier Milei. “Es uno de tremenda escasez, de pérdida de recursos para la provincia, con dificultades de todo tipo, con transferencias no automáticas del Estado nacional que se han quitado, con una caída de la actividad económica, y entendiendo que no son las únicas obligaciones que tiene el Estado provincial”, comentó y destacó -más allá de reconocer «la necesidad de los trabajadores»- que el esfuerzo cometido «va más allá» de una de las premisas de la Casa Gris que es «cumplir conforme al aumento de los recursos”.

A su tiempo, el ministro Olivares informó que la evolución de los ingresos de La Bota fue del 18 por ciento a merced de «la interrupción de las transferencias no automáticas» que propiciaron dicho crecimiento «por debajo de la inflación”. Según apuntó, este fue el motivo por el que el Gobierno no pudo completar la paritaria 2023 en enero.

Por último aseguró que completar “este 36,4 por ciento va a significar para el presente ejercicio 757.000 millones de pesos, partidas que no estaban contempladas en el presupuesto provincial, y habrá que analizar las economías que resulten necesarias para poder implementarlas”.

Conflicto en ciernes.-

este martes, la autoridades provinciales volverán a sentarse a la mesa paritaria con los gremios de la docencia. La discusión no sólo estará marcada por el sesgo de austeridad de la gestión de Maximiliano Pullaro sino por el golpe asestado a las provincias con la interrupción del Fondo de Incentivo Docente. El mismo está establecido por ley desde 1998 y significa cerca de 10 por ciento del haber de cada trabajador de la educación por lo que su no implementación es, lisa y llanamente, un recorte de salarios. Otros fondos que no llegarán desde Nación son el plan 25 y el refuerzo nutricional.

Es así que desde Amsafé anticiparon que «es muy difícil que se inicie el ciclo lectivo con normalidad». Asimismo los representantes paritarios están a la espera de una propuesta de incremento «que vaya en línea con la inflación». A recordar: el Indice de Precios al Consumidor de diciembre fue del 25,5 por ciento y el de enero de 20,4.