Ley de alquileres: No hubo acuerdo entre las mayorías pero habrá dos dictámenes en el recinto

Uno de ellos proviene del oficialismo y aliados que contempla contratos de 3 años, actualizaciones semestrales y que el precio lo establezca el índice "Casa Hogar". La oposición defenderá la media sanción salida de la Cámara de Diputados y le imprime prisa a la discusión en el recinto dado que lo que se resuelva debe volver a la cámara de origen. El debate se daría en días de la próxima semana.

0
23

En el último plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación no hubo invitados para exponer. Sólo estuvieron los legisladores. Y no hubo acuerdo entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos en torno a la modificación de la Ley de Alquileres. En la Cámara de Diputados, la norma aprobada en 2021, fue cambiada en favor del mercado inmobiliario y los propietarios.

Este miércoles las deliberaciones llegaron a la presentación de 2 dictámenes que llegarán al recinto para ser discutidos. El primero, de mayoría, es la propuesta del oficialismo que plantea el plazo de contratos por 3 años, actualizaciones cada 6 meses y que el índice de actualización sea “Casa Hogar”, utilizado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. Por este último punto, Unión Federal -bloque aliado- firmó en disidencia. Además, el proyecto mantiene los beneficios fiscales para incentivar la oferta de propiedades y que los contratos sean en moneda nacional.

El segundo es el dictamen de minoría que logró la oposición. El mismo apunta a sostener lo que se aprobó en la cámara baja del Congreso:  Ajustes por intervalos no inferiores a 4 meses y un mecanismo de actualización pueda combinarse entre tres índices, a acordar por las partes. Lo más importante es que se vuelve contratos de dos años de plazo. En JxC se mostraron apremiados por el timepo dle trámite legislativo ya que lo que se resuelva en Senadores debe volver a Diputados y advirtieron que «la dilación va a terminar perjudicando cualquier buena intención de modificación que pueda tener».

De acuerdo a la información disponible, el coeficiente Casa Propia al que hace referencia el dictamen de mayoría «promueve que el impacto de las cuotas a pagar en relación a los ingresos tienda a ser cada vez más favorable a lo largo de la duración del crédito. En episodios de mejora del salario real, el ordenador será siempre el indicador más bajo entre el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) y el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER)». En los detalles señala que «tiene en cuenta el menor indicador entre el promedio de la variación salarial del último año y el promedio de la inflación del mismo período. Además, al reconocer que el aumento de los salarios puede variar según la rama de actividad, incorpora el Coeficiente de Variación Salarial con un aforo del 0,9».