Ley Ómnibus: Encarece «fuerte» el monotributo y baja el impuesto a los bienes personales de los ricos

“Aumenta fuerte el monotributo para las categorías más bajas y reducen fuerte el impuesto a los bienes personales hasta 2038. Más regresivo no se consigue”, expresó un experto tras leer los borradores de la norma impulsada por Javier Milei. Para los trabajadores independientes habrá subas de responsabilidades en un 140 por ciento y para las minorías más pudientes se lleva el mínimo no imponible de 11 a 100 millones de pesos sobre lo que tributarán el 0,25 por ciento.

0
408

A medida que se acerca la discusión de la Ley Ómnibus en el Congreso, comienzan a aparecer los análisis de las distintas propuestas que su vasto cuerpo textual plantea. Por ejemplo, entre las reformas fiscales que el Gobierno de Javier Milei intenta lograr se encuentra una marcada suba del monotributo a la par de una sensible baja del impuesto a la riqueza.

En esa línea, Luis Campos, investigador del Instituto de Estudios y Formación de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) dio su parecer en las redes sociales tras repasar los borradores del proyecto libertario. “Aumenta fuerte el monotributo para las categorías más bajas, reponen el impuesto a los ingresos para los trabajadores que ganen más de $ 1,5 millones netos y reducen fuerte el impuesto a los bienes personales hasta 2038. Más regresivo no se consigue”, señaló en una serie de mensajes. Y graficó: “El impuesto a los bienes personales queda reducido a la nada. El mínimo no imponible pasa de $11 millones a $100 millones y la deducción por la vivienda familiar, de $56 millones a $350 millones. Además, bajan las alícuotas. Resultado: se va a pagar mucho menos. Además, el proyecto crea un régimen especial que limita los impuestos patrimoniales por los próximos 16 años. Para ello, establece que quienes paguen este año el impuesto correspondiente al período 2023/27 van a tener muchísimos beneficios”.

“Quienes entren en este régimen van a pagar una alícuota fija del 0,45% de su patrimonio que supere el mínimo no imponible (hoy va del 0,5% al 2,25%). Para los años 2028/38 se reduce a apenas el 0,25% del excedente, casi nada”, continúa analizando el investigador de la CTA Autónoma. “Pero lo más importante de todo es que quienes paguen este año el impuesto correspondiente al período 2023/27 van a tener derecho a la estabilidad fiscal hasta 2038. Si un nuevo gobierno quiere aumentarles bienes personales (o cualquier impuesto patrimonial), no va a poder. Si el Congreso aprueba este proyecto va a convalidar una rebaja impositiva enorme sobre las personas de mayores fortunas del país (el 1%, con suerte) y va a atar de pies y manos a un futuro gobierno que quiera avanzar con mayores impuestos sobre el patrimonio”, informó.

De la misma manera, Campos mostró el lado B de la medida que podría ratificarse como ley. “La contracara de la reducción de Bienes Personales es el aumento del monotributo, que puede ser importante para las categorías más bajas”, alerta. “Por ejemplo, quien esté inscripto en la categoría C (el que factura hasta $350.000 por mes) va a pagar $26.600, un 70% más que ahora.”

El proyecto consiste en una fuerte suba del tope de facturación de las categorías, por lo que todos los que están actualmente entre las categorías A y E pasarían a estar en la A. Para los de la E no hay ningún cambio: siguen pagando más o menos lo mismo. Los de las categorías más bajas sí van a tener un impacto fuerte. Los de la A tributarán 140% más; los de la B, 130%; los de la C, 71% y los de la D, 36%.

con información de eldiarioar