Último discurso de Perotti ante la Legislatura: crisis, obras y compromisos

El mandatario provincial concurrió a la Casa de Leyes por última vez y habló durante 3 horas ante los legisladores. En ese lapso hizo un repaso de su gestión que se encuentra en su ocaso. El eje estuvo puesto en la cantidad de obras de infraestructuras logradas a pesar de que su mandato estuvo atravesado por la pandemia, la guerra en Ucrania, la crisis macroeconómica del país y la peor sequía en casi un siglo. El clima electoral estuvo presente entre quienes lo escuchaban que, por supuesto, no dudaron en criticar sus dichos. De cara a los 7 meses que le restan en el poder, el Gobernador adelantó que en días más firmará el decreto reglamentario de la Ley de Víctimas y enviará al Parlamento un proyecto de Emergencia Provincial en Consumos Problemáticos y Adicciones.

0
45

Cada 1º de mayo, según lo dicta la Constitución Provincial, el Gobernador es el encargado de la apertura del año regular de trabajo del Poder Legislativo. La última alocución de Omar Perotti fue la que inauguró el 141º Período Ordinario de Sesiones y, como se esperaba, pasó revista de lo realizado durante sus casi 4 años como administrador del Estado. Su discurso duró 3 horas.

nunca pusimos excusas. Las crisis no se lloran, se enfrentan y se derrotan”

Gobernador Omar Perotti

En el amanecer del extenso discurso que le prepararon, Perotti puso el acento en señalar que su mandato transcurre en «tiempo complejos, sin precedentes». En ese sentido, precisó: «La pandemia impactó en la salud psicológica y emocional, además de lo económico, a lo que se agregó la inflación, la pobreza y la inseguridad”. Más adelante, en momento de hablar sobre las medidas de apoyo a la producción santafesina y de elogiar las capacidades del sector agroexportador, el mandatario remarcó el efecto de la invasión Rusia a Ucrania y la sequía histórica, la más fuerte de los últimos 70 años. «Permanente emergencia», expresó el jefe de Estado para referirse al dictado de esa herramienta por medio de la Legislatura en materia de seguridad, producción agropecuaria e hídrica.

Así fue como el Gobernador se volcó a destacar una extensa lista de obras que se dividieron, en buena parte, entre acueductos y tendido de caños para la ampliación de la red de gas natural. Reparó que más allá de los «logros y desaciertos» dejarán a la administración que tome el mando de la provincia el 10 de diciembre «un piso de infraestructura mucho mayor» al que encontraron en 2019. «No mostramos proyectos en planos, maquetas o Power Points; se pueden tocar», sumó el rafaelino, lo que valió que los diputados del Frente Progresista levantaran la mirada de sus teléfonos celulares.

En el contexto del 2023, en la conmemoración de los 40 años de la recuperación de la democracia, el titular de la Casa Gris movió la lupa hacia la importancia de Santa Fe como «motor productivo» del país y que la Nación debería estar a la altura para responder a tal aporte. «Necesitamos menos centralismo, más federalismo para priorizar el interior productivo», expresó y disparó: «Es inaceptable que producir en el interior sea más caro que en Capital Federal». Similares manifestaciones tuvo en varias oportunidades durante el año pasado cuando estallaron los conflictos por los subsidios energéticos, al transporte y mientras se marchaba hacia la resolución judicial por la deuda por coparticipación.

A propósito del aparato productivo, Perotti se expidió algunos minutos más sobre el saldo de la sequía que ha diezmado el principal bastión de ingreso de divisas de la provincia y el país. Remarcó que el 15 por ciento del PBI de Santa Fe proviene del campo y sus esfuerzos por lo que su gestión le ha prestado gran atención a las desventuras que ha atravesado con recursos dinerarios de asistencia. «Muchos dan por sentado que al campo siempre le va a ir bien pero cuando aparecen catástrofes como estas deben saber que son empresas a cielo abierto», definió.

En efecto, confirmó lo que se sostiene en Nación, Bolsas de Comercio, consultoras que es que las perdidas se cuentan por los miles de millones. Por esto, adelantó que en 2023 se sentirá «el impacto profundo» de esta acumulación de factores negativos. Aquí aseveró que la Argentina debe modificar la presión impositiva sobre el sector e ir hacia «una reducción gradual de las retenciones a las exportaciones».

Luego, en la kilométrica lectura, el Gobernador defendió algunas políticas de trascendencia que son transversales a varios Ministerios como son Boleto Educativo Gratuito, la Billetera Santa Fe, el programa «Santa Fe + Conectada», la extensión horaria en las escuelas y la directiva del eliminar la repitencia de las escuelas.

Seguridad.-

Uno de los tópicos de mayor interés para la ciudadanía y el que, ciertamente, concitó la verdadera atención de la oposición es la seguridad. Con los números de homicidios y episodios de violencia en la ciudad de Rosario que no permiten hacer ninguna connotación positiva de sus acciones, Perotti tuvo un gesto de autocrítica. «Hemos cometido errores, no lo negamos», espetó y pasó a señalar los desafíos ya conocidos que presenta enfrentar a la narcocriminalidad – «escenario que se arrastra desde años«- que necesitan de mayor acompañamiento de la Nación. Reiteró el pedido por más fuerzas federales en la provincia y un mayor control de las fronteras del país por donde ingresa la droga.

Con tono ciertamente conciliador, tomó como ejemplo el logro de los legisladores que representan a Santa Fe en el Congreso con la Ley de Fortalecimiento de la Justicia Federal y convocó a los diputados y senadores en el recinto a «llegar a ese nivel de consenso». El mensaje fue más allá, rebasó los límites de la Legislatura, cuando sostuvo que afrontar la inseguridad y la violencia insume una labor conjunta «de los tres poderes del Estado».

Las perlitas del acto.-

La exagerada extensión del discurso puede tener el efecto secundario de que algún legislador sucumba ante el sueño por breves momentos, o que se refugie en la frivolidad de su teléfono celular pero las escenas que se vieron en la sesión de este lunes no fueron de la categoría. Diputados y diputadas conversando entre si como si estuvieran en una mesa de café, risotadas, intercambio de items varios como cremas para manos y hasta quienes no tuvieron pruritos a la hora de levantarse, entrar, salir, caminar entre las bancas y darle la espalda al orador. Tal fue el caso del diputado y precandidato a Gobernador Maximiliano Pullaro quien, con cierto aire desafiante, parecía compelido a moverse dentro del recinto o a permanecer parado para soportar el aburrimiento.

Un tanto más decorosas fueron las reacciones de otra precandidata, la socialista Clara García. La diputada permaneció sentada y casi sin inmutarse ante las eventuales críticas a la última gestión del Frente Progresista. Tan sólo atinaba a mover su cabeza de lado a lado en negativa a los dichos de Perotti. No obstante, cuando el mandatario provincial expresó que la gestión de Miguel Lifschitz le dejó una deuda multimillonaria que le impidió pagar los sueldos y aguinaldos en tiempo y forma en el verano de 2020, la diputada no pudo contenerse: En, por lo menos 3 ocasiones, ante el escrutinio de la prensa, mentó a la madre del Gobernador. La última fue ya con algo de volumen y con su mirada que buscó la aprobación de quienes observaban la escena.

Estuvieron presentes la mayoría de los ministros provinciales; miembros de la Corte Suprema de Santa Fe, el Intendente Emilio Jatón, diputados y senadores nacionales por Santa Fe, entre los que se contó a los precandidatos a Gobernador Eduardo Toniolli, Marcos Cleri y Roberto Mirabella. Quienes no estuvieron fueron el Intendente de Rosario, Pablo Javkin; la senadora y precandidata al sillón del Brigadier López, Carolina Losada y su compañero de banca, Dionisio Scarpin.